Presentan Inédita Medida para Proteger a Trabajadoras Domésticas de Abusos Laborales

Presentan inédita medida para proteger a trabajadoras domésticas de abusos laborales

WASHINGTON.—Durante décadas han sufrido abusos, robo de salario y, algunas, hasta amenazas de deportación por no tener papeles, pero ahora miles de niñeras, proveedoras de cuidado a domicilio y demás trabajadoras domésticas dieron un paso adelante con una histórica legislación demócrata que, de aprobarse, les garantizará protecciones laborales federales.

La iniciativa incluye una “Carta de Derechos para Trabajadoras Domésticas” y es promovida por la senadora demócrata de California y precandidata presidencial, Kamala Harris, y la congresista demócrata del distrito 7 del estado de Washington, Pramila Jayapal.

Se trata de la primera medida nacional de su tipo para codificar los derechos y protecciones laborales de millones de trabajadoras domésticas en todo Estados Unidos. Para convertirse en ley, tendrá que ser aprobada en ambas cámaras del Congreso.


Se calcula que hay más de 2,5 millones de trabajadores en labores domésticas, de los cuales más del 90% son mujeres. Más de la mitad de las trabajadoras domésticas son afroamericanas y latinas, y más de la mitad de las que limpian casas son inmigrantes latinas, según datos para el Instituto de Política Económica (EPI, por su sigla en inglés).

Según activistas, muchas afrontan de forma sistemática bajos salarios, acoso sexual, discriminación, días de enfermedad sin goce de sueldo, y falta de protecciones bajo las leyes estatales y federales.

Aun cuando tienen acceso a protecciones, con frecuencia afrontan barreras sistémicas que les impiden ejercer sus derechos.

En ese sentido, Harris señaló que estos trabajadores cuidan de niños, ancianos y discapacitados, y también realizan labores de limpieza y otros servicios esenciales en los hogares, pero durante mucho tiempo han carecido de los mismos derechos y protecciones que el resto de la fuerza laboral y, a su juicio, llegó la hora de un cambio.

Durante una rueda de prensa en el Capitolio y bajo un calor abrasador, Jayapal, una antigua activista pro-inmigrante, precisó que, dado el enorme aporte de estas trabajadoras, es hora que las leyes federales funcionen y otorguen "dignidad para todos"

Según Jayapal, las trabajadoras domésticas forman parte de un creciente segmento de la fuerza laboral, pero han estado excluidas de protecciones labores básicas desde la era del “Nuevo Pacto” (“New Deal”) adoptado en 1933 durante la Administración Roosevelt, pero éstas “son el futuro del trabajo” y merecen protecciones.

Ai-jen Poo, directora ejecutiva de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas (NDWA, por su sigla en inglés), indicó que conforme la población estadounidense aumenta su expectativa de vida, el país tiene ante sí la oportunidad de dar a las trabajadoras protecciones en cada etapa de su vida.

“Todos merecemos vivir y trabajar con dignidad y seguridad, y esta legislación asegura que nadie queda atrás”, enfatizó la activista.

El congresista demócrata por Texas, Joaquín Castro, cuya abuela fue trabajadora doméstica, dijo que estas trabajadoras realizan labores “vitales para la economía y permiten que miles de familias estadounidenses puedan cubrir sus necesidades físicas, emocionales y sociales básicas”, y privarlas de protecciones es “inmoral y abusivo”.

En declaraciones a Noticias Telemundo, dos trabajadoras domésticas y activistas de NDWA, afirmaron que la iniciativa mejorará la vida de estas trabajadoras en todos los niveles y el Congreso debe aprobarla.

La colombiana Antonia Peña, activista del área de la capital estadounidense, dijo que lleva 20 años esperando una ley federal que la proteja a ella y millones más, incluyendo trabajadoras indocumentadas -no el mosaico de leyes estatales de ahora-, y agradeció que Harris se haya sumado a este esfuerzo.

Por su parte, la hondureña Etelbina Houser, activista de NDWA en Seattle (Washington), dijo que las mujeres han estado “olvidadas” y “abandonadas” durante años, y la ley mejorará la vida y el bienestar de ellas y futuras generaciones.

Un informe de EPI, difundido en 2013, destacó que casi una cuarta parte de las trabajadoras domésticas viven en la pobreza y ganan un 40% menos por hora que otras trabajadoras, y las latinas son las que menos ganan.

Según NDWA, leyes como el “Acta para Normas Laborales Justas”, el “Acta de los Derechos Civiles de 1964”, o el “Acta para la Seguridad y Salud Ocupacional” (“OSH Act”) no incluyen explícitamente a las trabajadoras domésticas.

En la actualidad, sólo 9 estados – Nueva York, Illinois, Oregón, California, Nevada, Connecticut, Massachusetts, Hawai y Nuevo México- y la ciudad de Seattle (Washington) han adoptados leyes que incorporan una “Carta de Derechos” para trabajadoras domésticas, gracias en parte a la campaña de presión de grupos como NDWA.

Las protecciones de la iniciativa

El proyecto de ley exigirá que los empleadores entreguen a sus empleadas un documento que describa con detalle sus derechos, obligaciones, tasa salarial, y manejo de horarios, incluyendo pausas para comidas y descanso.

Además, resguarda protecciones como pago de tiempo extra, días de enfermedad, y protecciones de derechos civiles contra el acoso y la discriminación laboral.

También provee subsidios para que organizaciones comunitarias puedan educar a las trabajadoras domésticas sobre asuntos de seguridad y salud laboral, incluyendo información sobre el uso correcto de productos de limpieza.

La iniciativa también asegurará que los empleadores adoptan prácticas justas en la elaboración de horarios, para evitar que sus empleados no pierdan salario debido a cambios repentinos en sus horarios.

El documento incluye protecciones para trabajadoras que viven en los hogares donde trabajan de manera que, por ejemplo, si pierden sus empleos, tengan suficiente aviso para buscar otro.

La iniciativa también crea una línea telefónica nacional gratuita para reportar incidentes o buscar apoyo, y exige la realización de un estudio con el fin de mejorar el acceso a consejería de salud mental y ayuda de vivienda para sobrevivientes de acoso laboral en sectores “marginados” y de bajos salarios, entre otros elementos.

Alrededor de un centenar de activistas y trabajadoras domésticas recorrerán mañana, martes, los pasillos del Congreso para alentar a sus representantes a que apoyen la legislación, que por ahora carece de patrocinadores republicanos.

© copyright telemundo
Julio 17, 2019